Le informamos que el BOE del 25 de diciembre ha publicado una Resolución del 18 de diciembre de 2020, del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), y con efectos desde el 26 de diciembre, por la que se establecen, en su ámbito de gestión, medidas extraordinarias para hacer frente al impacto de la Covid-19 en en materia de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral, para la iniciativa de formación programada por las empresas.

Entre estas medidas cabe destacar la ampliación respecto de la iniciativa de formación programada por las empresas, a las acciones formativas que se programen durante el 2021, con cargo al crédito de formación del que disponen las empresas durante este ejercicio, medidas previstas en el citada Resolución de 15 de abril de 2020, incluida la utilización de la denominada «aula virtual» más allá de su consideración como medio complementario de la modalidad de impartición presencial, tal como se prevé en las diversas órdenes ministeriales dictadas en cumplimiento del mandato de desarrollo reglamentario contenido en el Real decreto 694/2017, de 3 de julio, por el que se desarrolla la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral.

Asimismo la formación bimodal o «aula espejo» se considera un instrumento adecuado de impartición para facilitar el acceso a la formación para un mayor número de participantes, además de una apuesta de futuro acertada, por lo que se considera oportuno dotarlo de un reconocimiento normativo en esta disposición.

Por otra parte estas medidas se hacen extensivas a los permisos individuales de formación que se soliciten durante el ejercicio 2021 y los programas de formación financiados al amparo de la Resolución de 10 de diciembre de 2019 del Servicio Público de Empleo Estatal , por la que se aprueba, por el procedimiento de trámite anticipado, la convocatoria para la concesión, de subvenciones públicas para la ejecución de programas de formación de ámbito territorial exclusivo de Ceuta y de Melilla, dirigidos prioritariamente a las personas ocupadas .